Archivos Destacados

icon
Boletín misionero: Cagliero 11 - Septiembre. Boletín de animación y formación misionera salesiana.
icon
Las tareas pendientes en educación: Lo Público y la Calidad El texto trata dos temas que son realmente centrales para la educación: el significado de lo público y el de la calidad de la educación. Fundamentalmente se trata de saber si en una sociedad, lo público es visto como una entidad independiente, superior, por sobre los ciudadanos y preocupada por el bien común, o si es visto como la suma de las voluntades e intereses de los ciudadanos tomados individualmente.
icon
Ficha Educación a la fe - Septiembre mes de la Biblia Bajo el lema "En el mes de la Biblia Cultivemos el arte de escuchar y acompañar" desde el Equipo Inspectorial de Pastoral Juvenil, ponemos a disposición de educadores y padres y apoderados en general, una ficha que quiere propiciar el diálogo y el encuentro con la Palabra de Dios. En formato editable word y formato imprimible PDF.
icon
Himno MJS (MP3 y acordes) MP3, letra y notas musicales del himno del Movimiento Juvenil Salesiano, que desde la Coordinación Nacional se pone a disposición de todos, gracias a la ayuda de Caetera Tolle.

Buenas Noches


La violencia de todos los días El primero y el gran mal de nuestros días sigue siendo la violencia, cargada de tantas formas nuevas y sangrientas. No sabíamos como actuar, no sabíamos qué decir, respondimos tantas veces con la fuerza, con la ira y el rencor. Cuando no sabíamos hacer de otra forma, cuando no esperábamos más que rechazo, cuando lo que aprendimos fue más fácil. Con lo adverso y con lo claro, con la vida y con la muerte, la violencia fue nuestro lenguaje toda vez que debíamos responder. Pero la violencia que nos rodea de los pequeños gestos y de las guerras declaradas, no podrá ser la ultima palabra. No puede ser el fin. Nos queda todavía una jugada, un arma más fuerte que la fuerza de los violentos. Nos queda la paz. Nos queda la genuina capacidad de aguantar, el soporte humano que en el amor todo lo puede. Nos queda todavía el soportar. Ese soportar que no es vano ni cobarde, ese que hace que las cosas en silencio no tengan una salida. El soportar de tantos que han visto frustrado su camino, el soportar de aquellos que en la impotencia se comieron una y mil veces sus lágrimas. El soportar de Cristo que gritó: ¡¿por qué me abandonaste?! La paz que habita sólo en el corazón humano se traspasa desde dentro a los gestos cotidianos, la paz que irradia una sonrisa, la que espera nuevamente en pié, esa es el arma que nos queda, aquella que nadie puede destruir, la que ninguno puede aniquilar con la fuerza de la guerra. Es una paz armada, aquella que puede reconciliar de nuevo todas las cosas. Es el Espíritu que infunde un corazón nuevo y trasforma la piedra en carne. La violencia de todos los días, aunque brota nueva, es opacada por el Espíritu de Cristo que acompaña hasta el fin del mundo la esperanza y la sonrisa. ¿Qué te pide el Señor en este día? ¿Qué le dices al Señor antes de tu descanso?

Evangelio